¿Qué se debería usar para el acné en adultos? Métodos caseros y los mejores cosméticos
por VIERGE
| 248 vistas

El acné es un problema molesto que afecta a muchos adultos. ¿Cómo tratar con ello? Entre los cientos de métodos caseros y cosméticos recomendados, vale la pena elegir aquellos que funcionan de verdad. Descubre qué usar para el acné.

Antes de empezar a buscar el método correcto para el tratamiento del acné, necesitamos pensar de dónde viene éste. Las causas pueden ser diferentes para cada persona. Muchos factores pueden influir en el estado de la piel, y es por eso que la piel con acné es tan difícil de combatir. De hecho, tienes que resolver varios problemas diferentes, por ejemplo, cambiar la rutina de belleza, reducir el estrés, aprender a limpiar la piel adecuadamente, etc.

Acné que afecta a los adultos, causas

1. Estrés: en situaciones estresantes, la producción de sebo aumenta; este es el ambiente ideal para el desarrollo de bacterias, y uno de los efectos no deseados es la aparición del acné.

2. Dieta inapropiada: el acné en adultos suele ser el resultado de comer alimentos con un alto índice glicémico (azúcar, cerveza, arroz blanco, pasta, bebidas endulzadas), altamente procesados, con muchos conservantes, alimentos grasos como la comida rápida…

3. Mal cuidado: la tercera razón del acné es la selección de cosméticos inadecuados para el cuidado de la piel que pueden obstruir los poros, dificultar la exfoliación de la piel y convertirse en un gran caldo de cultivo para las bacterias, sobre todo si los cosméticos son demasiado pesados, si nos irritan, si los usamos en exceso o si no nos lavamos adecuadamente.

¿En qué se diferencia el acné cuando se trata de adultos?

Se ha diferenciado del acné adolescente hace poco. Hoy en día se dice que la piel de los adultos es completamente diferente, está sujeta a otros cambios y sus problemas son variados. ¿En qué se diferencia el acné para adultos comparado con lo que lidian los adolescentes? Aunque su aspecto es similar, hay muchas diferencias. Acné en adultos:

  • rara vez es causado por cambios hormonales;
  • no desaparece después de un tiempo o a una cierta edad;
  • afecta a las mujeres más que a los hombres;
  • aparece principalmente en la línea de la mandíbula, el mentón y alrededor de la boca;
  • tiene forma de cambios inflamatorios permanentes;
  • es resistente a los cuidados antiacné estándar.

¿Qué pueden usar los adultos para el acné?

El último punto de la lista mencionado es muy importante. Si ya has pasado la adolescencia y todavía no puedes deshacerte del acné, es hora de cambiar la forma en que lo cuida. A cierta edad, los cosméticos antiacné estándar disponibles en las droguerías simplemente dejan de funcionar. Si el acné tiene otras causas, debe tratarse de manera diferente. Hay dos opciones: cuidados caseros antiacné o cosméticos y tratamientos especializados.

¡Es hora de cambiar!

Al principio, vale la pena cambiar el método para el cuidado de la piel y observar más de cerca los ingredientes que te aplicas en la piel. La probabilidad de que aparezca acné disminuirá con una dieta variada rica en micro y macroelementos. Vale la pena evitar situaciones de estrés y proteger la piel de los efectos negativos de la contaminación ambiental como el smog. La limpieza y la exfoliación regular de las células muertas de la piel también es muy importante.

Acné en adultos, ¿qué usar?

• Exfoliantes con enzimas

En algunas fuentes, encontramos información que prohíbe a las personas afectadas por el acné la aplicación de exfoliantes, ya que se puede extender la inflamación a otras zonas de la piel. ¡Es un error! La exfoliación de la epidermis es importante porque las células muertas que se depositan son el caldo de cultivo para las bacterias que causan el acné adulto. Sin embargo, si decides exfoliar, asegúrate de usar solo peelings enzimáticos, que son más delicados y limpian la piel mucho mejor.

• Medicamentos antiacné

El tratamiento del acné en adultos es similar al que deben enfrentar los adolescentes. Sin embargo, en este caso, los médicos proceden casi inmediatamente a un tratamiento general con antibióticos u hormonas. Si tememos que los preparados altamente exfoliantes puedan resecar la piel e irritarla, los medicamentos antiacné son una gran solución. Trabajan desde el interior y luchan eficazmente contra el acné desde el interior. ¡Importante! Un dermatólogo siempre prescribe las especificaciones adecuadas.

• Ácido azelaico

Un gran preparado para el acné es el popular ácido azelaico. El producto está disponible sin receta en las farmacias. Puedes conseguirlo sin receta médica en forma de cremas o geles. ¿Por qué se debe utilizar el ácido azelaico para el acné en adultos? Porque es un ácido natural que tiene propiedades antiinflamatorias, bactericidas y antiseborreicas, es decir, trata todos los síntomas del acné. Además, no es irritante.

Remedios caseros para el acné

En lugar de medicinas y cosméticos, también puedes tratar el acné con métodos caseros. ¿Cuáles son los métodos antiacné probados que también lo pueden utilizar los adultos?

• Levadura

Se puede utilizar de varias maneras: en forma de bebida, como baño o como mascarilla. Vale la pena utilizar la levadura para el acné, porque regula la secreción de sebo y reduce el número de puntos negros. Simplemente echa agua caliente sobre una barra de levadura fresca, mézclala con leche, añade aceite o hierbas (al gusto) y aplícate el resultado en la piel como una mascarilla. Alternativamente, puedes probar a ingerir el tratamiento de levadura. Continúa la terapia durante aproximadamente una semana y observa los resultados. Además, asegúrate de beberlo cuando esté frío

• Pensamiento silvestre

También merece la pena buscar algunas hierbas para el acné. La más popular es el pensamiento silvestre, que afecta positivamente al estado de la piel y minimiza las lesiones de la piel acneica. El pensamiento reduce la seborrea, limpia el cuerpo de toxinas y regula los procesos en la piel. Basta con beber una infusión de pensamiento con regularidad (incluso 2 o 3 veces al día) y te olvidarás del acné en unas pocas semanas.