Face Mist refrescante de Bobbi Brown
por VIERGE
| 197 vistas

lip-and-mist

En el verano, nuestra piel de la cara necesita refresco ya que el maquillaje requiere fijación. La marca de cosméticos Bobbi Brown combina con éxito estas dos importantes características para las mujeres. Como resultado, las amantes del maquillaje vivo e impecable pueden beneficiarse de un face mist. Vamos a ver cómo Face Mist de Bobbi Brown funciona en condiciones cotidianas.

En primer lugar, Face Mist de Bobbi Brown es un cosmético destinado a renovar, regenerar, nutrir e hidratar la piel de la cara, el cuello y el escote. En segundo lugar, el aerosol aligera la tez añadiendo al mismo tiempo un brillo delicado y natural. Además, el producto fija el maquillaje, protegiéndolo de aglutinación y la decoloración. Se compone entre otros de glicerina y pantotenol, que son responsables de la hidratación de la piel. La composición incluye también manzanilla, té verde y extractos de pepino. Estos componentes ayudan a aliviar las irritaciones y la regeneración de la piel cansada del rostro.
El Face Mist de Bobbi Brown se puede aplicar de dos maneras diferentes. En primer lugar, se puede aplicar directamente sobre la cara, para que sea más hidratada y fresca. En segundo lugar, el producto también se puede aplicar directamente sobre el maquillaje para que dure más tiempo de lo que normalmente tienden a durar.
Por otra parte, el Face Mist de Bobbi Brown viene en un pequeño frasco oscuro con un dispensador de bomba. Este tipo de aplicador permite pulverizar el líquido en la cara, desde cualquier distancia y en cualquier lugar. Una botella contiene 100 ml del cosmético.

 

Face Mist Hazlo tu misma

Para preparar tu propio face mist casero necesitas: una botella con atomizador (estos se pueden encontrar fácilmente en cualquier farmacia), té verde (ya sea en forma de hojas o en bolsas) o dos cucharadas de flores secas de lavanda (también disponible en farmacias), cubre el té o lavanda (elige el sabor que más te guste) con agua hirviendo y deja a un lado durante 15 minutos. Luego, se cuela por un colador y se vierte en la botella con atomizador. El face mist de lavanda se puede enriquecer con un aceite esencial, mientras que el de té verde con varias gotas de vitamina C. Ambos regeneran irritaciones, refrescan y ofrecen a nuestra piel y cabello un aroma increíble.